top of page

Creaciones del tiempo

Actualizado: 24 ago 2023

"Y en el grado en que el hombre realice la existencia del espíritu interno inmanente dentro de su ser, así se elevará en la escala espiritual de la vida. Esto es lo que significa el desarrollo espiritual: el reconocimiento, la realización y la manifestación del Espíritu dentro de nosotros”. El Kybalion


¿Qué es el desarrollo espiritual sino el proceso de reconocimiento, realización y manifestación del espíritu dentro de nosotros? Reconocer, realizar y manifestar la divinidad que en cada uno de nosotros reside implica un profundo e intenso proceso de reconocimiento. Volver a conocer y volver a conocernos, actualizando la experiencia y liberando las cargas energéticas e información limitante cocreada a través del tiempo. Trascendiendo las fronteras de la mente y del tiempo.



En el proceso, sanamos sintiendo; las memorias, heridas, miedos por los que transitamos nos transitan y la carga energética se va transmutando y liberando a medida que nos permitimos sentir y nos sostenemos en presencia consciente frente a lo que vamos experimentando. Cada situación es una oportunidad de actualizar la consciencia y liberar gradualmente la información limitante grabada en la mente a través del tiempo. Al sanar y liberar lo que pesa, actualizamos la consciencia y trascendemos el tiempo.


Podemos ver al tiempo como el río de la experiencia, fluyendo, buscando renovarse constantemente en nosotros y a través de nosotros. ¿Cómo nos vinculamos con este río? ¿Nos resistimos, peleamos contra la corriente de vida? ¿O permitimos que fluya y en su paso nos transforme? Al resistirnos a lo que busca fluir en nosotros y a través de nosotros, nos generamos sufrimiento y nos mantenemos adheridos a recrear las mismas experiencias, atrapados en una creencia, una herida, una experiencia que busca su liberación generación tras generación, vida tras vida, forma tras forma, recreándose constantemente hasta ser recibida, sanada y liberada.


A medida que vamos profundizando en el trabajo interno, nos damos cuenta y somos capaces de observar lo que antes no veíamos; somos capaces de observar los patrones y pautas limitantes, somos capaces de observar las diferentes formas en las que nos aprisionamos. Y en ese instante de observación consciente, comenzamos a liberarnos. A medida que vamos soltando la identificación y resonancia con las pautas, formas, frecuencias limitantes con las que nos identificábamos y resonábamos vamos trascendiendo las fronteras de la mente y del tiempo.


Cuando nos permitimos ser canal y cauce, el río fluye transformándonos a su paso. Al permanecer en presencia consciente frente al río de nuestra experiencia, la información albergada en el subconsciente va siendo liberada. Sanamos sintiendo, sosteniéndonos consciente y amorosamente frente a lo que internamente se moviliza.


Integrando nuestras sombras y los diferentes aspectos del Ser que somos, trascendemos el tiempo, sanamos, liberamos y nos liberamos y la consciencia se expande. Se expande nuestra realidad y nuestras posibilidades y lo que somos capaces de proyectar en el tiempo y a través del mismo.


Observando, aceptando, recibiendo, perdonando, liberando y eligiendo conscientemente la forma en que nos vinculamos con lo creado desde otro tiempo, otra frecuencia, otro nivel de consciencia y a la vez eligiendo conscientemente lo que hoy elegimos fortalecer y cocrear. Actualizamos las programaciones obsoletas, y aprendemos a recibirnos y recibir, cada vez a mayor profundidad y en mayor medida, trascendiendo una y otra vez las formas del ego, muriendo y renaciendo continuamente a nuevas formas del Ser, del hacer y de vincularnos. Elegimos sostener un nuevo tiempo y el espíritu se expande, se reconoce y se realiza en nosotros y a través de nosotros, trascendiendo las fronteras de la mente y del tiempo.




Con amor,






33 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentarer


bottom of page